Elige la postura correcta para meditar

Durante el siglo 5, la estatua del Buga tenía una postura de gracia proporción y alineación. Sin embargo, 1,600 años después, esta imagen se deteriorando poco a poco respecto a su postura; aunque sigue siendo noble, se notan mucho más cansadas. La misa se muestra con un torso no derecho, pecho colapsado, hombros redondeados, espina dorsal inclinada levemente hacia atrás y  la cabeza hacia adelante. Por lo tanto, perdió mucha vitalidad.

Te brindo esta introducción, ya que dicha estatua se encuentra meditando. En este artículo te enseñaré las posturas para meditar correctamente ¿Quieres comenzar?

La postura para meditar sentada

Como pudiste ver anteriormente, esta postura es la más usual para ejercer esta actividad correctamente, inclusive diferentes escuelas encargadas de enseñar a meditar, la señalan como la óptima para susodicha actividad. La misma favorece una mayor liberación de la tensión y concentración. No obstante, muchos problemas surgen por no hacerla como se debe.

  • Postura loto completo: La popular postura donde los pies se cruzan entre sí mismos. El pie derecho se cruza sobre la pantorrilla y culmina debajo del pie izquierdo. Esta postura le ofrece mucha más estabilidad al cuerpo, pero es compleja de hacerla. En caso de que no te sea cómoda, no la hagas y ya.
  • Postura cuarto de loto: Se asemeja a la postura birmana pero esta apoya el pie izquierdo levemente sobre la pantorrilla derecha. Es mucho más fácil de realizar.
  • Postura birmana: Te sientas encima del cojín o zafú para meditar. Coloca el pie izquierdo en la parte delantera del cojín y el pié derecho delante del izquierdo. No hace falta que cruces ambos pies. Sin duda alguna, esta maravillosa postura es la más fácil de las tres.

Estas son las mejores posturas para meditar sentada/o. Como puedes leer, y te lo repetiré; una es más compleja que la otra, pero a poco te saldrán.

La postura para meditar acostada

Usualmente no se implementa esta postura para meditar. Sin embargo ciertos instructores hacen uso de ella para las meditaciones guiadas como puede ser relajaciones, visualizaciones y Yoga Nidra luego de aventurarse en una ardua clase de Yoga.

En caso de querer hacer esta postura, debes acostarte boca arriba en el suelo sobre la clásica esterilla de yoga. Tus brazos posiciónalos a lo largo de tu cuerpo, palmas hacia el techo y sin una pizca de tensión. Los pies tienen que estar relajados y levemente apuntando hacia afuera. Previamente a dar comienzo, recuerda relajar todo tu cuerpo y respirar profundamente, colocando toda la atención en áreas tensas, de esta manera logras relajarlas por completo.

Tu postura propia

El filósofo Swami Rama aseguraba que toda postura con piernas cruzada era la más cómoda y sana para el momento de sentarse. También mencionaba que existen una gran cantidad de obstáculos dentro de la meditación si no encuentras una postura adecuada. La meditación se trata de la base de absolutamente todas las demás prácticas que yacen en el planeta.

Aunque pienses que sentarse de una forma cómoda es sencillo, estás equivocada. Haciendo uso de dos zafú como soporte, logras equilibrar todas las tensiones que hay dentro de tu cuerpo, y así, alinear la columna otra vez. En un periodo corto de tiempo, toda la energía que adquiere tu espina dorsal, ayudará a todos los músculos con total calidad para tener una postura mucho más recta sin tanto esfuerzo.

Ya es icónico que la postura ideal para una excelente meditación sea sentada, haciendo énfasis en que si te encuentras alineada correctamente, lograrás completar con el ingrediente esencial dicha práctica. No obstante, si quieres lograr una postura idea para ti, el último toque se lo debes colocar tú, de tal forma que ansíes volver a realizarla día tras día. De esta manera, te sentarás con el corazón cual guerrero calmado, expectante y firme. Luego de un tiempo, esta postura desarrollada por ti, se transformará en un lugar iluminado y tranquilo.

 

 

Autoconocimiento en clave cuántica

El Sistema de Diseño Humano

En las últimas décadas las sociedades postmodernas se han visto envueltas en decenas y decenas de conceptos ambiguos, intangibles y aparentemente complicados que han causado el rechazo de unos y la curiosidad y el interés de otros. Palabras como tantra, karma o kadampa se han percibido como modas cool que había que seguir para ser un chico/a in o, por el contrario, como partes de un todo que englobaban a movimientos sectarios o a fraudes sacaperras. Pero la mayoría de estos conceptos provienen de teorías y pensamientos milenarios o con una base muy sólida fundamentada en el estudio y la experiencia y en cuya procedencia no se suele profundizar demasiado.

Este caso último es el del Diseño Humano, sistema que iremos conociendo a lo largo de las semanas en este blog de la mano de la analista y desarrolladora Isabel Mejía, que acerca y pone en práctica esta idea desde su plataforma para Hábito 66. Se trata de una herramienta de autoconocimiento que el físico canadiense Ra-Uru-Hu conceptualizó en Ibiza en 1987 y que desarrolló cinco años después.

El Diseño Humano combina sabiduría ancestral y ciencia moderna, desde la Astrología, los Chacras, la Kabbalah y el I Ching hasta la Astronomía, la genética, la bioquímica y la física cuántica. Esta última raíz es fundamental para Mejía, ya que le aporta un por qué empírico al sistema. «El universo está inmerso en un vasto campo de información consistente en infinitas partículas conocidas como neutrinos, los cuales se forman en estrellas».

La analista añade que la masa que portan estas partículas nos atraviesa y nos imprime la información cósmica que posee, al mismo tiempo que toma un poco de lo que somos para revertirlo al espacio. «Esto demuestra que cada uno de nosotros tiene un diseño único, consistente en circuitos energéticos grabados por la impronta de los neutrinos, con los que vamos a encarar, responder y comprender la vida», explica Mejía.

Pero, llegados a este punto y conociendo sus antecedentes y componentes, es importante preguntarse: ¿Qué es realmente el Diseño Humano? ¿Cómo se aplica? ¿Qué utilidades tiene para cada persona? La necesidad de inquirir en este concepto y en sus respuestas dará lugar a otras publicaciones que os iremos acercando en las próximas semanas. Dejamos el manual de instrucciones abierto por la página dos, no lo olvidéis.

“El yoga permite desconectar, pero sobre todo reconectar con uno mismo”

 

ENTREVISTA A XUAN-LAN

Xuan-Lan se introdujo en el yoga en Nueva York hace más de quince años, pero fue en Barcelona donde se aficionó hasta tal punto que descubrió que le llenaba mucho más que su trabajo en banca “sentada ocho horas al día en un despacho”. Por ello se lanzó a dejar su empleo “cómodo y estable” para ser profesora. “Sin buscarlo, el yoga se integró en mi vida como algo imprescindible para mi equilibrio personal”, explica. Se formó entonces para conocer la parte teórica y filosófica y ahora, asegura, disfruta de su profesión.

¿Cómo definirías el yoga?
Hay muchas maneras de definir el yoga porque tiene sus orígenes en India hace cinco mil años y hay muchas formas distintas de yoga  La traducción más conocida de la palabra “Yoga” es la unión entre la mente, el cuerpo y el espíritu. En los Yoga Sutras el maestro Patanjali define el yoga como “el cese de las fluctuaciones de la mente.” Para mí es una disciplina, una ciencia y una filosofía milenaria que se han convertido en occidente en un estilo de vida con el objetivo de encontrar el equilibrio mental y físico, la tranquilidad interior y la auto-realización.

Dices que tu estilo de yoga consiste en un
modo de vida saludable para urbanitas que necesitan desconectar. En este sentido, ¿qué beneficios aporta esta técnica?
El yoga es el único momento en el cual los urbanitas apagan el móvil, lo dejan en el vestuario y dedican una hora y media a escuchar su respiración y su cuerpo. Sólo con esto es una actividad regular que permite desconectar, pero sobre todo reconectar con uno mismo. El yoga contiene una filosofía espiritual amplia que incluye unos principios éticos de vida y de relación con los demás que me parecen un buen punto de partida para vivir con honestidad, disfrutando del momento presente,  y aprender a conocerse mejor y muchos más beneficios que nos ayudan a encontrar esta paz mental en medio del caos urbano.

¿Por qué se suele decir que el yoga adelgaza?
¿Eso dicen? No lo sabía. No es fitness, pero contiene una parte física con las posturas que tonifica y estira los músculos, ayuda en tener una mejor figura. Existen estilos de yoga más dinámicos y más fuertes, donde la parte muscular es más intensa y se suda más pero el objetivo no es adelgazar para nada. El yogui cultiva la consciencia del momento presente, lo que aumenta su sensibilidad a las sensaciones físicas y emocionales y mejora la autoestima. Quizás, una persona que se acepta y conoce sus calidades se ve más guapa y ya no se preocupe tanto por su peso.

¿Cuántos tipos de yoga existen? ¿Cómo saber cuál es el adecuado para cada uno?
Existen muchos, pero los más conocidos en occidente son: el hatha yoga , el más tradicional de las posturas dónde se podría incluir los estilos Sivananda y Iyengar, los dinámicos como el vinyasa y el ashtanga, el kundalini que se basa en la respiración y mantras, y los terapéuticos con su variante el Yin yoga.

Después existen “marcas” de yoga, la mayoría dinámicos, creados por norteamericanos, como el Jivamukti, el Prana flow, el Dharma yoga, Anusara, Bikam, Power yoga, etc. Hay una nueva forma reciente que tiene mucho éxito, es el acroyoga; una forma de yoga en parejas basado en movimientos de acrobacia que fomenta la coordinación y comunicación. Para saber cuál te corresponde, hay que probar. Es como todo, no se puede escoger sobre catálogo, hay que vivirlo, tener una experiencia o varias, y también probar profesores.

¿Cuándo es la mejor hora para practicarlo?
La tradición quiere que se practique al amanecer y hacer los saludos al sol cuando sale el sol… pero todo el mundo no puede levantarse a las seis y practicar por la mañana. Siempre recomiendo que se encuentre un momento fijo y regular durante la semana para que el yoga se integre en la rutina de cada uno, que sea por la mañana, al medio día o por la tarde. Tiene que se una actividad practicada con constancia y regularidad, más que por el horario, al menos en nuestro mundo occidental donde hay que conciliar vida familiar y laboral.

Hay quien considera que para iniciarse en este método hay que ser muy flexible o ser joven. ¿Qué le dirías a estas personas?
No hay edad para empezar el yoga. Existe yoga para niños, para mujeres embarazadas, para gente mayor (usando sillas por ejemplo), para enfermos de cáncer, etc. Son falsos mitos. El yoga es para todos, para cualquier edad y distintas necesidades. La flexibilidad se adquiere con el yoga y no es un objetivo del yoga.

Has participado en eventos con famosos como los hermanos Marc y Pau Gasol o Mireia Belmonte, entre otros muchos. ¿Qué importancia crees que tiene que personas conocidas apuesten por el yoga para que gane más adeptos?
El yoga está de moda en las revistas. Todos los famosos, modelos, artistas quieren enseñar su lado yogui, su lado sano.  Antes el glamour era “Sex Drug and Rock´n Roll”, ahora es “Yoga, comer sano and ser bio/eco”. El yoga no necesita ganar adeptos, sino que espero que la gente encuentre en el yoga esta herramienta para sentirse mejor.

Eres impulsora del movimiento “Free Yoga”. ¿En qué consiste y qué te ha aportado a ti como profesora reunir a tanta gente para practicar yoga?
El movimiento Free Yoga es un proyecto de tres yoguinis, convencidas que el yoga puede aportar mucho a nuestra sociedad. Estos grandes eventos masivos  que organizamos tienen como objetivo desmitificar y popularizar el yoga y ofrecer un entorno informal para practicarlo o probarlo. Queremos promocionar esta disciplina saludable y estas masterclasses suelen ser un primer paso para mucha gente.

¿Cuál es tu lema en la vida?
¡Tengo muchos!  Entre otros: Be free, be yogui. And do what you love. 
No se porqué en inglés. Realmente me siento afortunada de poder hacer lo que me gusta y me siento libre de escoger el camino de mi vida. Ser yogui me ha cambiado la vida y me aportado mucha felicidad, espero que tenga el mismo efecto en mucha gente.

5 Posiciones de Yoga para Prevenir Enfermedades

El yoga es un tipo de ejercicio que no solo te permite poner en movimiento tu mente, sino que también te otorga tranquilidad y te ayuda a abrir tu mente. Se combina con la meditación para aprender sobre relajación y poder armonizar tu organismo.

Si quieres saber cómo te ayuda y para que sirve el yoga, a continuación te mostraré 5 posiciones de yoga para prevenir enfermedades:

Reverencia

Con estos movimientos de yoga, fortalecerás tu espalda y columna. También es útil para aliviar los dolores menstruales, el estreñimiento, la fatiga y el estrés. ¿Quieres hacerlo?

posiciones de yoga reverencia

  1. Acuéstate boca abajo, coloca tus pies separados y los brazos colócalos al lado de tu cuerpo.
  2. Dobla las rodillas y levanta tus brazos, envolviendo tus manos por tus tobillos.
  3. Respira y levanta tu pecho, sostiene la posición. Si puedes, y quieres los máximos beneficios de yoga, tira tus piernas hacia arriba y para atrás.
  4. Has respiraciones profundas y largas.
  5. Mantente en esa posición durante 20 segundos, luego vuelvo a acostarte y relájate.

Postura del Hombro

La relación entre estas yoga posturas y beneficios, es que los ejercicios del hombro te permiten regular tu tiroides, el sistema nervioso, digestivo, respiratorio y reproductivo. También te ayudan a equilibrar tu metabolismo, y tu columna vertebral; mejorando también la oxigenación de la sangre. ¿Cómo se hace? posiciones de yoga del hombro

  1. Acuéstate sobre una colchoneta o manta y pon tus piernas extendidas hacia afuera. Levanta tus piernas y mantén tanto tus tobillos, como tus caderas y rodillas alineadas.
  2. Levanta la pelvis, llevando las caderas por encima de tus hombros. Coloca tus palmas en tu espalda y mantén tu cuerpo extendido con los dedos de los pies apuntando al techo. El peso del cuerpo tiene que estar en tus hombros, no en el cuello. Y tus codos deben estar bien apoyados, siendo paralelos uno con otro.
  3. Mantén la posición durante un tiempo y respira profundo y largo, luego vuelve a la posición de reposo, lentamente.

Warm Up

Esta es una de las posiciones de yoga más completas y en especial te ayudan a fortalecer tu sistema inmunológico. ¿Quieres saber cómo se hace?

posiciones de yoga warm up

  1. Debes comenzar con las palmas de la mano en el suelo, por debajo de los hombros y tus piernas tienen que estar estiradas hacia atrás.
  2. Procura respirar y levantar tu cadera del suelo, solo debes apoyar las manos y los talones. Tu cabeza llévala hacia el suelo y respira varias veces, manteniendo la posición.
  3. Baja tu cuerpo, llevando tus manos hacia atrás, mientras que los dedos de tus pies toquen el suelo. Respira profundo y apoya las palmas de la mano, levanta tu pecho, cuello y cabeza. En estas yoga posturas, también debes estirar tus piernas y hombros, respirando profundo cinco veces.
  4. Para sacar al máximo los beneficios de hacer yoga, lleva las manos al frente, apoyando las palmas en el suelo, y trata de quitar tu cuerpo del suelo manteniendo el equilibrio.

Puente

Esta es otra de las posiciones de yoga para prevenir enfermedades. Te ayuda a controlar tu presión arterial, a mejorar la digestión y brinda otro de los beneficios del yoga en la mente. Esa posición también te ayuda a mejorar los síntomas que son causados por la menopausia. ¿Quieres aprender a hacerla?

posiciones de yoga del puente

Antes de empezar, puedes colocar un bloque bajo tu columna para que te sea más fácil.

  1. Debes acostarte sobre tu espalda, con tu cóccix apoyado, las rodillas dobladas y las plantas de los pies apoyados en el piso. Lleva tus talones cerca de tus nalgas, tanto como puedas; y gira las rodillas internamente sobre tus tobillos. Pon tus brazos por alrededor de tu cadera, y las palmas para abajo. Antes de continuar, detente en esta posición unos segundos y respira.
  2. Haz una exhalación y levanta tu pelvis, haciendo fuerza con los músculos de tu espalda baja, de tu vientre y tus pies. Si empujas hacia abajo con las palmas de tus manos, conseguirás un apoyo extra. Tu cabeza y tus brazos tienen que estar apoyados y planos en el suelo.
  3. Mantente en esta posición por aproximadamente 20 segundos y respira normalmente.

Posición del Niño

Dentro de los movimientos de yoga que te ayudan en tu salud, encontramos la posición del niño, es uno de los ejercicios de yoga para relajarse más eficaces. Te ayudan a eliminar tu estrés y la fatiga. Además, esta postura estira de manera muy suave todos los músculos inferiores de tu espalda, por lo que te ayuda aliviar los dolores de estar mucho tiempo sentado, previniendo dolores crónicos. ¿Cómo se hace?

posiciones de yoga del niño

Puedes colocar una manta bajo tus rodillas y una para apoyar tu frente, para mayor comodidad.

  1. Debes colocarte en cuatro patas, como si fueras un perro. A continuación lleva tus nalgas hacia los talones y separa tus muslos.
  2. Deja que el torso descanse por sobre tus muslos, extiende tus brazos hacia adelante, afuera de ti, y alarga tu columna vertebral.
  3. Respira de manera normal.
  4. Mantente en esta posición durante 10 respiraciones o 3 minutos.

Espero que te haya gustado mi selección de estas 5 posiciones de yoga para prevenir enfermedades, como puedes ver, hacer las posturas de yoga es muy sencillo; y no necesitas nada para hacerlas, puedes hacerlas en tu casa, en el parque, donde quieras. Y lo más importante es que aportan grandes beneficios a tu salud.

¡No lo olvides! El yoga sana orgánica y mentalmente!